jueves, 25 de octubre de 2012

HURACÁN SANDY


CONSEJO UNITARIO DE TRABAJADORES CUBANOS
(CUTC)


La habana,
25 de octubre de 2012



Ni el tiempo ni la costumbre de los orientales permitió imaginar la magnitud de lo que sucedería, con lo que fue la tormenta tropical Sandy, originada al sur de la isla Jamaica. Penetró por un punto de la Playa Mar Verde, Santiago de Cuba, con la categoría dos en la escala Safer Simpson (disculpen si está mal escrito), próximo a la tres.

Atravesó de sur a norte la región oriental, con vientos sostenidos entre 120 y 150 kilómetros por hora y rachas sostenidas de hasta de 190 kilómetros por hora. Tan fuerte que ni las lomas jamaicanas ni las orientales debilitaron su naturaleza.

Santiago de cuba está demolido. Casas sin techos, destruida total o parcialmente, sin cristales o techos. Árboles y postes en el piso. Sin luz, sin agua. Víctima del vandalismo que han dejado las tiendas en divisa destruidas sin productos. Semejante situación presentan las provincias de Guantánamo y de Holguín.

En estos momentos los delegados provinciales establecen contactos con los municipios para hacer un informe detallado sobre este desastre.

El café, cuya producción y cosecha iba bien, no existe; el cacao del municipio baracoense de Guantánamo habrá que recogerlo de la tierra, donde aparezca.

Jamás imaginamos que esa tormenta tropical se convirtiera en un desbastador Huracán.


Las viviendas de los delegados provinciales han perdido techo completo (Holguín), cristales (Santiago de Cuba), techo parcial (Guantánamo).

Es un análisis preliminar que augura un desastre  que está sumado a los graves problemas que enfrenta a diario el pueblo cubano.

Esta información  se obtuvo por vía telefónica, con los delegados provinciales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada